Ser Empresario

 29/09/2014          Blog   

Hace poco tiempo fui al cine con mis hijas a ver una película. En ella, un joven en el que nadie creía conseguía fabricar un producto que le hacía inmensamente rico. Para ello, devastaba la naturaleza (en concreto un entorno paradisíaco) de la que se había hecho hasta entonces amigo inseparable.

Blog Otsu

El joven acababa arruinado y recluido en una vivienda oscura, rodeado del paisaje devastado que él mismo había propiciado; era sustituido en el papel de nuevo rico por otro empresario que vendía aire embotellado, aumentando la contaminación ambiental para dar mayor valor a su producto.

En general, por desgracia la imagen que la sociedad transmite de los empresarios es ésta; sólo pueden salvarse si ven la luz y dejan de serlo; no hay término medio, la redención sólo llegará con el abandono de la actividad maldita, que corrompe y destruye todo atisbo de moralidad incluso en las mejores personas.

A mi entender, el mensaje no puede ser más demoledor en una conciencia que está empezando a formarse y los efectos no pueden estar más alejados de los supuestos objetivos:

El mensaje es claro: ¿quieres ser empresario? Esto es lo que hacen los empresarios. En esto consiste. Sé una mala persona, y si no lo eres, dedícate a otra cosa.

¿Y dónde queda aquel que se esfuerza, que invierte sus ahorros, que arriesga todo lo que tiene y que crea riqueza y empleo, no sólo para él sino también para los demás? ¿Y el que salva millones de vidas al inventar una vacuna, es un malvado por hacerse rico? ¿Y aquel que dona el 90% de su fortuna a la beneficiencia, y aún así sigue siendo inmensamente rico, deberíamos aplaudir que le tiren tartas en público?.

¿Cuántos niños y niñas querrían ser empresarios/as después de ver cualquiera de estas películas?

Yo creo que es hora de empezar a cambiar muchas cosas. Debemos transmitir lo mejor de cada uno, los superhéroes de la profesión, los bomberos que luchan por salvar vidas, los deportistas que triunfan gracias a su esfuerzo, los policías que capturan a los malos y los empresarios que consiguen que la gente viva mejor. Debemos conseguir que haya niños y niñas que quieran ser empresarios para donar el 90% de su fortuna, para crear empleo o para vender productos increíbles y aún no inventados. Porque hay muchos empresarios así.

Creo que hay que conseguir que las buenas prácticas se asimilen desde pequeño y si el mensaje es el empresario engaña, corrompe y destruye aquel que finalmente se haga empresario tendrá en el subconsciente que debe engañar, corromper y destruir; tendrá asumido que es el malo de la película y justificará hacer lo que no debe.

manuel_collage

Si por el contrario , la imagen que representamos es la de un empresario que innova, que crea riqueza, que ayuda a la gente, que consigue cosas increíbles a base de esfuerzo y trabajo, eso es lo que intentarán hacer aquellos que quieran emprender, ése será el modelo a imitar y al que respetar y admirar, al igual que a los bomberos que salvan vidas o a los policías que capturan a los malos.

Para mí, ese es el ejemplo de empresarias/os que deberíamos transmitir, es el ejemplo que deberían tener nuestros hijos e hijas, el que deberían querer imitar. Quizás así cambiaran algunas cosas.

Cuando yo era pequeño siempre quise ser empresario. Me imaginaba inventando cosas, abriendo negocios y también, ganando un montón de dinero. Supongo que nadie me dijo que para hacerlo tenía que convertirme en el malo de la película, así que sigo soñando en la manera de hacer la vida más fácil, mejor o sencillamente más divertida y así poder hacerme rico. Y de paso enseñarle a mis hijas con orgullo el fruto de mis sueños.

MÁS NOTICIAS SOBRE OTSU GROUP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


© Otsugroup 2017. Todos los derechos reservados.