La creatividad : Tengo una idea!

 29/09/2014          Blog   

Parece ser, y así lo revelan los últimos estudios científicos, que las emociones tienen preponderancia sobre la razón pura, que el carácter tiene más importancia que el coeficiente intelectual y que los modelos rupturistas emergentes resultan mucho más eficaces que los sistemas mecánicos y estables. Dicho con perspectiva histórica y en clave filosófica: la Ilustración francesa, entusiasta de la razón, pierde, y gana la británica, que ensalza los sentimientos.

Blog Otsu

De los sentimientos y emociones nace sin duda la creatividad, tan cercenada y hostigada en la mayor fuente de ideas: los niños. Es sin duda genial observar a un niño en un museo: mira , se ríe, corre , se admira, piensa , se aburre, rechaza… todo ello sin miedo alguno. Los adultos en seguida nos sentimos amenazados: “solo te ha de gustar, significará algo?, esto no lo conozco – seré un ignorante?- , esto me es intrascendente – seré insensible al arte ?” . Sin embargo un niño pinta algo y le preguntas y sin ningún miedo te dice: este es Papá, esta es Mamá , esto es un río de colores y el cielo es rojo porque es mi color favorito. Y tan felices. Claro que tardará poco en que llegue un adulto y le diga: los ríos no son así, el cielo es azul, y en definitiva: está mal.

Esta es la manera en que destruimos la capacidad de crear y de imaginar – que proviene directa de las emociones y no de la razón- y que tan poco tiene que ver con “lo que debe ser” y tanto con “lo que sueño que sea”. Me rebelo contra esa persecución y trato de evitar esa censura en los niños que tengo alrededor – aunque sé que antes o después, inevitablemente- algún adulto les “mortificará”-.

Un día estando a la orilla del mar con mi hija de 5 años (la mayor), le pregunté mirando al horizonte: ¿donde está el fin del mar? y ella , señalando una ola que rompía en mis pies me dijo: aquí Papá. Estuve a punto de dimitir y proponerle la Presidencia de Otsu. Un niño pequeño – historia real-  pintaba afanosamente en clase cuando la profesora le interrumpió y le dijo “qué estás dibujando?“, muy serio le contestó: “dibujo a Dios” , y la profesora: “no puedes hacerlo, nadie sabe como es Dios” y el niño, muy tranquilo responde: “en cuanto acabe todos lo sabrán“.

Los peores enemigos de las ideas son aquellos que no entienden que vienen de las emociones y que nacen siempre del niño que todos llevamos en nuestro interior (por cierto, principio de la misión de Yoogle). La imaginación y la creatividad son – a mi entender- lo que nos define como seres humanos. Otras especies pueden ser muy ágiles y cantar pero no hacen musicales, comunican, pero no escriben poesía, puede parecer que tienen inquietudes pero no filosofan sobre el sentido de la vida ni se reúnen alrededor de fotografías de telescopios para analizar el universo ni escuchan a MiIes Davis tomando una cerveza.

Resulta fundamental no permitir morir al niño que todos llevamos dentro y no destruir o enterrar bajo la horrible máscara de racionalidad y corrección la creatividad con la que todos los seres humanos nacemos, la imaginación que nos permite reconsiderar nuestra vida, nuestras circunstancias y buscar nuestra felicidad sin más preocupaciones que las que tiene un niño cuando se encuentra con un papel en blanco y un montón de lápices de colores.

MÁS NOTICIAS SOBRE OTSU GROUP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


© Otsugroup 2017. Todos los derechos reservados.