El tiempo pasa

 29/09/2014          Blog   

Ya sé que hay quien viene para dos minutos y se queda toda la vida y hay quien viene para toda la vida y dura dos minutos. Eso siempre ha sido así y así seguirá. Todos estamos aquí por tiempo limitado, forma parte del contrato, y todos actuamos con demasiada frecuencia como si el plazo fuera infinito.

Blog Otsu

Ciertamente es inverosímil lo insípida, aburrida y sin sentido que pasa la vida de la mayoría si es vista desde una perspectiva externa, y plana e inconsciente si es sentida desde dentro. Se trata de un lánguido anhelar y flagelarse , un egocéntrico bucle  de desear y no actuar a través de las distintas etapas de la vida , en compañía de pensamientos superfluos y rodeados de excusas , hasta llegar al final. Parecen relojes de cuerda funcionando sin saber porqué, una vez  nace un ser humano, se rebobina la cuerda , se pone en marcha el soniquete y a repetir la misma cancioncilla que sonó ya innumerables veces, nota por nota, compás por compás , con pequeñísimas variaciones.

¿Por qué no elegir?, ¿por qué no arriesgar?, ¿por qué no reflexionar sobre quienes somos y qué queremos? . Cuando uno elige en la vida, realmente ésta se torna aventura intensa, desafiante, si, pero con enormes compensaciones. Desde este blog quiero intensa y enérgicamente invitar a todos los que me lean a elegir sin miedo, a arriesgarse a perder. Eso significará escuchar juicios y críticas , poner en riesgo lo conseguido, fracasar, esforzarse, sufrir… Sin embargo, quien consiga escuchar críticas y juicios sin reprochar nada a quienes apuestan en su contra, quien arriesgue todo a su pasión en una sola mano, y si lo pierde no exhale una sola queja sobre la pérdida sufrida, quien logre escuchar calumnias y mentiras y perdone sin que se le pida perdón…tendrá el éxito porque sin duda estará viviendo su vida y no la de otros.

El tiempo pasa y si nos dieran la fecha en que vamos a morir y fuese una fecha ciertamente optimista seguro que sería un activador potentísimo para que hiciéramos lo  que realmente  queremos hacer. Pues bien, esa fecha existe, la desconocemos pero existe (perdón por la perogrullada). En Otsu veo muchos que arriesgan con entusiasmo, que luchan por sus sueños, que no miran atrás y que entienden que todo ello conlleva críticas y recelos. Genial, enhorabuena a todo ese grupo de seres humanos excepcionales que han elegido vivir, conocer, arriesgarse y apostar.

Siempre me pareció patética la expresión “el cementerio está lleno de valientes“. Cuando la oía de pequeño, yo pensaba: “y de cobardes” , que estos también se mueren, y todos morimos como vivimos, el valiente, como valiente, y el cobarde, como tal.

Nada de esto significa tener prisa, puede significar eso, o todo lo contrario. Lo que quiero decir – si es que quiero decir algo – (más quiero invitar a pensar que decir nada) es que debemos elegir, debemos pensar en lo que queremos y hacerlo, de otra manera estaremos desperdiciando esa gran suerte que hemos tenido, nacer.  Es más difícil nacer que cualquier otra cosa que podamos imaginar. Si cada uno de nuestros padres no nos hubieran concebido en el nanosegundo exacto en que nos concibieron, no estaríamos aquí. De millones de espermatozoides, todos los que vivimos, ganamos esa carrera (de millones!), todos somos campeones de entre millones de competidores. Pero es que es igual si nos remontamos a nuestros ancestros miles de años atrás: cualquier salto en la cadena de antepasados nos dejaría sin nacer, ¿no es asombroso? . Si mi antepasado de hace 2,000 años no hubiera concebido a mi siguiente antepasado en el segundo exacto en que ocurrió, yo no existiría… y así en toda la cadena. Eso nos hace depositarios de un premio, de una lotería brutal, ¿nos haremos dignos?, ¿hay motivo de queja?. Lo que hay es un enorme motivo para la celebración permanente y para aprovechar hasta el último segundo con intensidad, consciente de que, como dicen los americanos, “time is ticking”.

MÁS NOTICIAS SOBRE OTSU GROUP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


© Otsugroup 2017. Todos los derechos reservados.