Academias English Opening School en Alicante

 29/09/2014          Blog   

Las oportunidades siempre están ahí, constantemente. Todo lo que ocurre es una oportunidad, solo necesitamos ver para qué es esa oportunidad. Si no las aprovechamos, las aprovechan otros. De todas las oportunidades que en Otsu hemos aprovechado, probablemente la que me hace sentir más orgulloso fue la que se presentó con las escuelas de inglés Opening.

Blog Otsu

En la segunda mitad de la década de los 90 hubo una fiebre en España con el aprendizaje del inglés. De entre todos los sistemas hubo uno que logró gran éxito y difusión: el sistema multimedia combinado con clases presenciales. Opening era una de las franquicias líder del sector y nosotros la elegimos como enseña en la que incorporarnos.

Abrimos en Alicante la primera academia en 1999. El éxito fue fulgurante. Los resultados eran fenomenales y abrimos una segunda academia. El sistema tenía una particularidad: todo el mundo pagaba el curso por anticipado y éste tenía una duración mínima de un año. En el año 2002 la cadena Opening nos citó todos los franquiciados a una reunión urgente. Más o menos todos temíamos lo peor y así fue. Opening estaba en quiebra. Explicaron que el 1 de septiembre TODOS los centros corporativos cerrarían sus puertas para siempre dejando en la calle a miles de alumnos que habían pagado sus cursos. Los franquicias decidieron masivamente cerrar ellos también. Jurídicamente se nos explicó que era lo más conveniente.

openingVolvimos a Alicante y Jorge y yo nos sentamos a hablarlo: no había nada que hablar. Era la oportunidad perfecta para demostrar que nosotros no incumplíamos lo pactado: llevábamos años diciéndole a todo el mundo que podían pagar anticipadamente tranquilos, que nosotros cumplíamos. Cambiamos la marca, cambiamos la imagen corporativa, completamos la oferta formativa y seguimos adelante. Perdimos dinero los dos años siguientes (el caso Opening fue un tsunami para el sector). Sin embargo logramos una reputación en Alicante a prueba de bombas: proveedores, banca, propietarios de locales comerciales… todo el mundo se refería a nosotros como “los de Opening que no cerraron” y nos dio un gran crédito como buenos cumplidores. A partir del segundo año el negocio retomó la buena senda y volvieron los buenos números.

Fueron dos oportunidades aprovechadas: por un lado demostrar cómo reaccionamos cuando lo fácil es no cumplir y de esta manera ganar toda la credibilidad de socios, empleados, proveedores, entidades bancarias, etc y además nos mantuvimos en un negocio que sigue siendo rentable. Hemos recibido desde entonces – aún hoy seguimos recibiendo- el reconocimiento por lo que, tan sólo, era una obligación que lejos de resultar un castigo se transformó en una enorme oportunidad.

CONCLUSIONES:

1. En CUALQUIER suceso en la vida, hay una oportunidad. Se trata de verla y de aprovecharla, aunque lo más difícil siempre es VERLA.

2. Muchas veces una OPORTUNIDAD NO APROVECHADA se transforma en un peligro o una AMENAZA.

3. Cuando estamos ante un “problema” hay que librarse del sentimiento de angustia y ser creativos para lograr convertirlo en una OPORTUNIDAD.

MÁS NOTICIAS SOBRE OTSU GROUP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


© Otsugroup 2017. Todos los derechos reservados.